Ser multidisciplinario.


Mucho se habla hoy en día sobre aprender a utilizar el lado derecho del cerebro para desarrollar nuestras habilidades creativas, intuición y pensamiento no lineal. Esta práctica es en extremo beneficiosa, pero no debemos olvidar que el cerebro tiene dos hemisferios por una buena razón, y más que intentar desarrollar un lado más que el otro, debemos esforzarnos por tener una mente balanceada y poderosa.
Cerebro humano.

Al igual que una persona que desea correr rápido no trabajará únicamente una de sus piernas, una persona que desea desarrollar su capacidad de pensamiento plenamente debe trabajar su cerebro de forma integral. El practicar varias disciplinas, aun muy distintas la una de la otra, es clave para desarrollar una mente flexible y poder resolver problemas de formas innovadoras. Muchas personas consideran que la especialización es de tal importancia que el tener varios intereses resulta en una necesaria pérdida de tiempo y capacidad de desarrollo para su área de mayor interés y que “el que mucho abarca poco aprieta”, pero en realidad este tipo de filosofía puede llevar a un desgaste excesivo y a desarrollar una rigidez de pensamiento que será a la larga más detrimental que la “pérdida de tiempo” dedicada a otras actividades.

Tener un pasatiempo, o varios, nos permite a la vez darle un descanso a la forma de pensar común de nuestros cerebros. Tras un día de trabajo pensando en finanzas y números, jugar un partido de fútbol, tocar nuestro instrumento favorito, leer sobre la antigua Roma, cualquier cosa que nos apasione, le dará a la vez un descanso a las habilidades cognitivas “del trabajo” para que se recuperen y estaremos desarrollando nuevas habilidades, como la creatividad, intuición, etc. Sin embargo, todo nuestro cerebro está conectado, y aunque no lo podamos ver tan claramente, el desarrollo de unas habilidades es clave. La innovación no es únicamente tener una gran cantidad de ideas locas, sino consiste en alternar entre la generación y el análisis de las ideas. Generamos muchas posibilidades y temporalmente suspendemos nuestro juicio crítico, dejando que nuestro lado derecho del cerebro tome control, en esta etapa importa la cantidad de ideas, no juzgarlas todavía. Sin embargo, luego debemos analizar nuestro proceso creativo y ver las conexiones entre nuestras creaciones, elegir las mejores, analizar sus probabilidades de éxito, etc. Para completar el proceso necesitamos ambas partes del cerebro, y no lograremos desarrollarlas más que modestamente con dedicarnos a un campo de estudio únicamente, por más ahínco que le pongamos.

¿Cómo puede ayudar el tocar piano a resolver problemas en el diseño de una página de Internet? La creatividad consiste en ver lo que está frente a nosotros pero nadie ha logrado conectar. Si tenemos intereses amplios e inteligencia suficiente para hacer la conexión, podemos encontrar soluciones a muchos de nuestros problemas creando analogías en otras ramas del conocimiento humano. Por ejemplo, el tocar un instrumento o componer música desarrolla nuestro sentido de percibir diferentes melodías, ritmos, etc. dentro de una composición y como ciertos arreglos funcionan mientras otros suenan demasiado “congestionados” o forzados para nuestro gusto. Este tipo de sentimiento sobre la música puede aplicarse al diseño de un sitio web y poder dar retroalimentación sobre cómo se pueden arreglar los elementos de mejor forma para que haya más armonía, ciertas partes destaquen mientras otras funcionen de soporte, etc.

Aun si este cruce inter-disciplinario de conocimientos no estuviera presente, el sólo hecho de darle un respiro a una parte de nuestras mentes mientras trabajamos en otras habilidades le brinda un descanso necesario a nuestras capacidades y podemos regresar a nuestras tareas con más ganas e inspiración que si únicamente nos dedicáramos a la misma tarea día tras día. Podemos amar nuestro trabajo, pero a veces es bueno separarnos de él sólo para regresar con ojos nuevos y la mente despejada.

Somos seres multifacéticos y es normal que tengamos varios intereses, por más dispares que puedan parecer a otras personas. Es necesario darnos la libertad de trabajar en varias disciplinas sin sentirnos culpables sino saber que esto puede tener grandes beneficios a nuestro desarrollo personal. Trabajaremos mejor, con más motivación y se nos ocurrirán ideas que no sería posible generar gracias al traslado de conocimiento de un campo a otro, uno de los pilares del pensamiento creativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s