El 1% elegido.


Aquellos sin talento esperan que las cosas sucedan sin esfuerzo. Dicen que fracasan por falta de inspiración, habilidad, sus circunstancias, sin aceptar que es por falta de aplicación. En el núcleo de cada logro está la consciencia de la dificultad de cada gran empresa, y la confianza de que la persistencia y la paciencia lograrán hacer algo que valga la pena. El talento es una especie de vigor.

Eric Hoffer

Ser creativo e innovador requiere de mucho trabajo, paciencia y confianza en uno mismo. Por cada idea genial hay 100 ideas rechazadas, si tenemos suerte. ¿Cómo desarrollamos la capacidad de seguir adelante cuando la inspiración simplemente parece haber desaparecido? El temor a la página en blanco, el sentimiento que quizás nuestros éxitos pasados sólo fueron suerte y estamos a punto de ser descubiertos como unos farsantes, todo esto es parte del proceso creativo. Los que perseveran, finalmente alcanzan; sólo para comenzar el ciclo nuevamente. Saber que esto es perfectamente natural puede calmarte, pero debes tener claro que no hay atajos y que tendrás que trabajar duro por una buena idea, y muchísimo más para reducirla a  algo trabajable.

Las malas ideas traen sus recompensas y aunque no podamos evitarlas, podemos aprender a aceptarlas y sacarles el mayor beneficio. Si tenemos miedo de hacer errores y quedar en ridículo, nunca nos alejaremos de lo que ya sabemos hacer bien, pero probablemente nunca tendremos una idea realmente innovadora. Algunas veces parece que nuestros cerebros han parado de funcionar y pasamos hora tras hora intentando dar con una buena idea sin conseguirlo y a las pocas horas de habernos rendido, la inspiración nos golpea. ¿Habría inspiración sin esta sesión previa de malas ideas? Quien sabe, tal vez es parte del proceso, el precio que tenemos que pagar para activar el mecanismo que finalmente nos recompensa con una genialidad salida “de la nada”. Tenemos que aprender a generar ideas, por más dispares que parezcan, y no juzgarlas demasiado en las primeras etapas del proceso creativo. Si nos ponemos muy críticos, ahogaremos a las buenas ideas que podrían haber salido durante la sesión. Una mala idea puede convertirse en una excelente idea con un pequeño cambio en su enfoque, por lo que debemos generar y documentar todas nuestras ideas.

Muchos tienen la idea de que alguien innovador o creativo siempre tiene ideas geniales y nunca se confunde. Esto es completamente falso, y aunque obviamente estamos mucho más expuestos a los éxitos de los grandes pensadores, debemos entender que ellos también pasaron por el proceso de generación de ideas, teniendo éxitos y fracasos. Ellos aprendieron de ambos hasta que una idea realmente buena apareció, la supieron reconocer y explotar, y el resto es historia.

¿Esto significa que debemos perseguir cada idea que generemos? No, debemos concentrarnos en cantidad de ideas en los primeros pasos del proceso creativo, para luego comenzar a podar, agrupar y seleccionar nuestras mejores ideas para analizarlas más detenidamente. Cantidad y luego calidad. Si nos enfocamos en la calidad demasiado pronto, no avanzaremos, nos frustraremos y la calidad de las ideas subsiguientes se verá comprometida.

La vida vende las cosas con el precio del trabajo, y la creatividad no es distinta en este aspecto. Sabiendo que debemos trabajar duro, inteligentemente y que está bien hacer errores, que son parte de todo el proceso puede ayudar a no rendirnos en un momento en donde la inspiración está por llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s